RESIDENCIA DE ANCIANOS

    Nos dice don Ángel Nuño en su libro "El Valle de Mena y sus pueblos" que existió en Villasana antiguamente un pequeño hospital para peregrinos y transeúntes que posteriormente desapareció "por el descuido de los hombres". Muchos años después, en Vivanco, en casa de D. Manuel Novales y gil, comenzaría a tomar forma lo que era un deseo para los meneses: "tener un lugar que fuera refugio de pobres ancianos y enfermos meneses", serían los orígenes del Asilo-Hospital del Valle de Mena. Allí, el 25 de septiembre de 1890 se reunieron un grupo de meneses y sumaron fuerzas y dinero a un legado que para fines benéficos había dejado Dª. Ignacia Maltrana. Cuatro años más tarde, el 16 de julio de 1894 se inauguró el Asilo, cuyas obras totales costaron 68.390,60 pesetas, e ingresaron en él los diez primeros ancianos pobres que lo solicitaron.

    Se puso desde sus orígenes bajo la advocación de "Ntra. Sra. de Cantonad".

    Siempre estuvo al cargo del gobierno del Asilo un patronato compuesto tres miembros natos: El Obispo de Santander o un sacerdote que el designe como su representante (será presidente honorario), el Alcalde del Ayuntamiento y un heredero de Dª. Ignacia Maltrana. Además habrá otros seis patronos. La Junta de patronos sería la que debería elegir el Presidente, secretario y un visitador (persona encargada de visitar diariamente el lugar para "enterarse de la alimentación de los asilados, cuidado de los enfermos, oyendo las quejas que estos le dieren, consignando cuanto hubiese observado y ordenado en un libro que bajo llave se conservará en el establecimiento". (antiguo Reglamento del Asilo). Además quedaban encomendadas del régimen interno una Comunidad de Hijas de la Caridad de san Vicente de Paúl, quienes sin duda son el alma del Asilo, hoy ya convertido en Residencia de Ancianos.

    La primera vez que se renuevan los Estatutos es el 30 de septiembre de 1995, momento en el que también se modifica el nombre del Asilo, que pasará a llamarse Fundación Residencia Ntra. Sra. de Cantonad. Diez años después: el 17 de diciembre de 2005 los Estatutos se vuelven a renovar.

    El 3 de junio de 2000 se nombra al Sr. José Miguel Uceta, Gerente de la Residencia.

    En la actualidad hay en la residencia seis hijas de la Caridad; la superiora es sor María Fuentes. Además la atención religiosa corre a cargo de don Luis Peña (quien celebra la Misa a las 10.45 de lunes a viernes) y los domingos a cargo de don Pedro Miguel Rodríguez quien celebra la Misa a las 10.00 de la mañana. Además siempre que se requiere pasan lo sacerdotes a animar y consolar a quien así lo solicita.

    El resto del personal está formado por un competente equipo de 22 personas entre personal médico, auxiliares de geriatría, equipo de cocina, personal de mantenimiento.

    La Residencia Ntra. Sra. de Cantonad está preparada, tanto por instalaciones, como por su equipo de profesionales para recibir a todo tipo de usuarios, tanto válidos como dependientes, del Valle de Mena y sus alrededores.

    Cuenta con: Capilla con Servicio Religioso diario, salón de televisión y vídeo, sala de lectura, sala de laborterapia y rehabilitación, peluquería, habitaciones individuales y dobles con camas articuladas automáticas, baños geriátricos, sala de curas, servicio de enfermería, ascensor, monta-camillas, detección de incendios, circuito cerrado de televisión para vigilancia, lavandería y cocina propia con dietas personalizadas. Además de los 11.000m2 de zonas ajardinadas con amplios paseos, está situada en un bello entorno natural que se percibe desde cualquier lugar de la casa.

    Todo este equipo humano y material está puesto al cuidado y atención de 63 personas mayores, tanto en régimen de internado, como en centro de día.  

    Para más información o solicitudes pueden dirigirse a:
    Residencia de ancianos Ntra. Sra. de Cantonad
    c/ Eladio Bustamante 36, 09580 Villasana de Mena (Burgos)
    Teléfono: 947126028
    Correo electrónico:
nscantonad@cantonad.e.telefonica.net